La decadencia de las salas de cine

Esta semana se dio una noticia que me hizo reflexionar y por ello quiero compartirla, “Algunas cadenas de cines están cerrando nuevamente  sus puertas de forma indefinida en México”, lo cual es el reflejo de los acontecimientos que hemos estado viviendo desde hace ya casi un año con la pandemia, no es de extrañarse que el cine esté pasando uno de sus peores momentos desde que fue establecido ya que al ser considerado como una actividad no fundamental ha tenido poco apoyo en estos tiempos tan complicados.

Resultado de imagen para cine

A pesar de que existe una guerra entre aquellos que prefieren el cine y los que prefieren los libros no debemos negar que finalmente son dos actividades que frecuentemente van de la mano, muchas de las películas proyectadas en la pantalla grande se basan en libros o novelas gráficas; de igual manera en ocasiones ciertas películas sirven para crear historias impresas que se comercializan a lo largo del mundo, es por ello que estos momentos de crisis afectan a ambos bandos.

Hace ya varios años que el mundo de los libros ha tenido un declive, las personas no leen cómo antes, eso es una realidad innegable, poco a poco los lectores activos van extinguiéndose y, aunque aún quedamos nosotros, la resistencia, seguimos siendo una minoría. Las bibliotecas existen pero no se encuentran tan concurridas como antaño, y lo mismo le está sucediendo a las salas de cine, están abiertas pero las personas no están asistiendo; es cierto que ir a un cine es considerado una actividad de alto riesgo de contagio y tampoco se trata de llenar nuevamente las salas para no dejarlas morir, así que en cierto sentido estamos atados de manos, ya que siempre debe estar en primer lugar nuestra salud.

Por ello me pregunto, ¿Será este el fin de las salas de cine? O ¿una vez que termine la pandemia podrán (como no lo han podido hacer las bibliotecas) recuperarse como si nada hubiese sucedido? Es difícil saberlo ahora y aunque cada uno ha dado cierta batalla al poco consumo muchas veces no es suficiente; los libros dejaron de ser solamente impresos y comenzaron a producirse en digital, a su vez las películas comenzaron a mudarse a plataformas de streaming, y no les ha ido mal, pero nunca podrá compararse a ver una película en esas enormes salas.

Resultado de imagen para biblioteca vacia

Sea cual sea el caso, vivimos tiempos difíciles que pareciera no están próximos a terminar, muchos aspectos de la sociedad están cambiando y no nos queda más que seguir adaptándonos; y ahora dime: ¿Tú qué opinas sobre la caída de los cines? Estaré atento a tus comentarios.

Escrito por

Psicólogo, 24 años, no estoy viejo, estoy maltratado; de vez en cuando escribo lo que llueve en mi cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s