Escritores con finales trágicos

#Málaga

Tengo una sola palabra para decirles que o quien me inspiró para escribir sobre este tema: Hemingway.

¡Si! a pesar de que no conozco su historia a profundidad, su muerte fue lo que más llamó mi atención e indagando encontré ¡sorpresivamente! que el no fue la excepción, en el mundo literario a habido bastantes muertes trágicas y hoy te contaré unas cuantas:

Pietro Aretino

Fue un poeta, escritor y dramaturgo italiano muy asociado a la satira. Murió el 21 de octubre de 1556. Cuenta la leyenda que mientras estaba en una fiesta alguna persona le contó una historia cómica sobre su propia hermana y ciertas actividades indecentes en un burdel local, fue tan gracioso para el poeta que murió ahí mismo de una apoplejía que le provocó el enorme ataque de risa que le dio. Muriendo así, con una sonrisa espeluznante en el rostro. ¿Puedes imaginarlo?

Serguéi Yesenin

“Cuando traté de convencerlo de que no bebiera tanto y de que se preocupase por sí mismo, se puso muy nervioso y de repente me soltó: ‘Cómo es posible que no lo entiendas, no puedo evitarlo… Si no bebiera ¿Cómo podría sobrevivir a todo esto?”. Así recuerda Vladímir Cherniavski la última conversación con el poeta. Yesenin tuvo una vida trágica llena de amores fallidos, depresión y alcoholismo, algunos escritores incluso mencionan que el poeta guardaba mucho dolor por una reprimida homosexualidad o quizás una bisexualidad que en el transcurso de los años lo fue llevando al suicidio y así fue como el 28 de diciembre de 1925 en la desesperación total se ahorcó en su habitación de Hotel Anglaterre de Leningrado. Dejando una nota escrita con la sangre de sus muñeca: «Adiós, amigo mío, adiós / tú estás en mi corazón. / Una separación predestinada / promete un encuentro futuro».

Ernest Hemingway

Ok, aquí vamos lento. Son tantas cosas que quisiera hablar sobre él y luego me cuestioné sobre por qué no le hice un artículo solo pero es que no sabria ni como expresarlo.

Hemingway fue uno de los principales novelistas y cuentistas del siglo XX.

Hay un análisis enorme sobre su suicidio pero las razones principalmente se empezaron a desarrollar desde su infancia, con una madre que le había dado mensajes confusos sobre su identidad vistiendolo en algunas ocasiones como mujer y llamándolo “Dutch Dolly” y un padre deprimido, inestable e irritable que lo golpeaba constantemente, por parte de este, Ernest heredo varios desórdenes mentales (en aumento) entre los que se encontraba el trastorno bipolar y la tendencia depresiva que lo llevaron al alcohol y se sumaron a los traumas cerebrales por varios golpes durante su vida.

Hemingway siempre mostró una imagen fuerte y de macho, nadie imaginaba que tuviera pensamientos tan oscuros, intento reprimir sus ideas suicidas y sustituirlas enfocándose en su escritura y la tremenda afición que tenía a la caza.

Su padre, Clarence Edmonds Hemingway se suicidó en diciembre de 1928 cuando el escritor tenía 29 años, hecho por el cuál se culpo hasta el día de su muerte, repitiendo exactamente el mismo patrón: un disparo en la cabeza que lo mataría el 2 de Julio de 1961.

“La familia de Hemingway tenía una larga historia de trastornos afectivos y otros desórdenes relativos al suicidio que precedieron el nacimiento de Ernest. Se suicidaron al menos tres hermanos de su generación y se presentaron suicidios en las dos generaciones siguientes.” escribe un psiquiatra, haciendo referencia a los suicidios de Ursula, Leicester y Marcelline, tres de sus hermanos y de Margaux Hemingway, la hija de su hijo mayor, Jack.

Yukip Mishima

Yukio Mishima fue un novelista, ensayista, poeta y crítico japonés. Considerado uno de los grandes escritores de Japón del siglo XX. La historia cuenta que el 25 de noviembre de 1970 guardo en un sobre su última obra “La corrupción de un ángel”, la envío a su editor y se fue con 4 personas de su ejército privado a un cuarto, intento darles un discurso lo cual fue tomado casi en broma por sus soldados y cuando entendió que ya no valía la pena seguir, tomó un a daga corta y se abrio el vientre en un suicidio ritual llamado seppuku o harakiri en el código samurai para morir con honor. Su principal aliado (y amante) fue encargado de decapitarlo y por último suicidarse. Lo otros tres se quedarían para dar testimonio de lo que había sucedido.

Estos son algunos de los eventos… Desafortunados que han ocurrido en la literatura y que han dejado huella en lo más bello del mundo: LIBROS.

Como estos casos hay muchos más, escribe en los comentarios si te gustaría la segunda parte. ♥️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s