El amor en tiempos de cuarentena

El día de hoy no hablaremos de un amor romántico del cual se ha hablado mucho ya, hablaremos del amor por la lectura, de esa dualidad amor/odio el cual muchos hemos llegado a sentir ya sea hacia un autor o hacia esos maravillosos personajes que nos presenta en su obra; y es precisamente en estos tiempos de crisis que me parece necesario hablar de este tema.

Cada persona que guste de la lectura tiene un género que lo vuelve loco, sin embargo, por más que nos encante hay ocasiones en las cuales no está de más probar géneros nuevos, y esta cuarentena es un momento ideal para aventurarte a ello. No se trata de si un género es mejor que otro (si es que en realidad lo hay) se trata de ampliar nuestro conocimiento y quizás sólo quizás encontremos nuestro nuevo género o libro favorito, pero vamos despacio no he venido aquí a convencer a nadie de tirar los libros que ha acumulado durante años, más bien a sembrar la semilla de la curiosidad con respecto a la gran cantidad de posibilidades.

La lectura durante años ha sido para muchos una vía de escape de la realidad, consciente o inconscientemente todos hemos deseado pertenecer a ese mundo de fantasía, a esa otra realidad donde existen esos personajes a los que amamos o aquellos a los que detestamos tanto que solo queremos ir a sacudirlos un poco por nuestra salud mental, sea cual sea el caso existen historias maravillosas y miles de personajes que nos pueden encantar.

Cómo una persona que creció en una familia con ideas religiosas y políticas contrarias aprendí a amar distintos tipos de lectura, desde un periódico o nota científica, hasta leyendas y novelas de amor, es gratificante el poder reír hasta que duela el estómago con una buena comedia, así como llorar por la idea de que dos personajes no podrán estar juntos o incluso el no dormir en las noches por miedo a que ese monstruo tan atemorizante aparezca y me dé el fin que dio a muchos otros.

El amor por la lectura no se trata de concentrarnos siempre en el mismo tipo de contenido sino de tener la mente abierta a nuevas posibilidades, ya que en ella podemos vivir experiencias y tener un aprendizaje vicario que en algún momento de nuestra vida podemos aplicar.

Da el primer paso.

No tengas miedo de leer cosas nuevas, lo peor que puede pasar es que un libro no te guste, pero no habrá sido una pérdida de tiempo ya que la lectura nunca lo será, al menos habrás aprendido algo nuevo; y si al final resulta que te gustó pues entonces habrás descubierto que hay más cosas fuera de esa zona de confort en la que muchos nos encontramos.

Ve despacio.

No se trata de devorar libros nuevos cómo si no hubiera mañana, si apenas estás empezando con un género llévalo con calma, digiere lo que estés leyendo, saboréalo como si se tratara de un platillo nuevo e incluso si lo requieres vuelve a leer párrafos o capítulos que no hayas entendido del todo nadie te va a juzgar, ya que estás leyendo por ti y para ti, quítate esa falsa idea de que se debe entender todo a la primera y que si no lo haces no estás al mismo nivel que los demás, eso no importa tu leerás a la velocidad que tu decidas.

Por último, recuerda: hay mundos maravillosos entre letras descúbrelos uno a uno, pero nunca dejes de viajar a ellos.

Escrito por

Psicólogo, 24 años, no estoy viejo, estoy maltratado; de vez en cuando escribo lo que llueve en mi cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s