A tu lado

Te veo dormir, siento que no le temo a nadie ni a nada a tu lado.
Tus caricias en la noche son la plenitud que siento a mi alrededor.
Mi alma convive con tu ser.
No hay nada por lo que temer.
Encuentro en la vida, dentro de las puertas de mi alma, el halo de luz en el cual veo aquel abanico de posibilidades de la vida, del camino en el que estoy.
Entre tus brazos no existe el miedo.
Sé quién soy y a dónde voy.
Camino a tu lado.