Escritores de la luna: 11 de diciembre

Instagram:

No busco en tus labios aunque en ellos haya pasado gran parte de mi tiempo.

No busco en tu sonrisa ya que consiente soy de lo fácil que es para ti fingir amor con solo un gesto.

No busco en tus palabras porque siempre haz sido una experta en el arte del engaño.

No busco en tu mirada ya que tantos días y tantas horas me he perdido en ella que ya no me fío de mi propia consciencia.

Por ello… Busco en tus actos ya que en ellos das ejemplo de amor genuino.

Busco en tu enojo ya que incluso molesta puedes dar destellos de amor por otros.

Busco en tu andar porque ese contoneo no se lo das a cualquiera.

Pero sobre todo busco en mi mismo porque en la medida que yo me ame me amarás aún sin estar conmigo.

Autor: Ed


Facebook:

Tan pesimista.
Solo ves tus defectos;
Para ti mismo eres alguien malvado
Que no tiene derecho a tener cariño
A darlo ni a recibirlo y cuando sucede,
Lo arruinas lo más deprisa posible.
Y es que según tú, siempre serás una oruga
Pero no ves que ya eres una hermosa mariposa
Imperfecta y tan misteriosa, que eres bella
Tanto que alegras mis días;
Y sé que llegarás a alegrar la vida de muchos.

Autor: C. Argentina


Twitter:

Ella era luz entre oscuridad.

Mis ojos recorrían su figura con impaciencia. Su rizos azules se movían por la suave brisa que entraba por la ventana entre abierta, mientras que con delicadeza movía sus largas pestañas, relamía sus labios color carmesí, que se veían extraordinariamente tentadores, su piel cremosa y blanca se veía reluciente a la luz del sol. Con suma paciencia pasaba un lápiz sobre el papel, donde se podía  ver dibujo casi finalizado. La había visto trabajando con él varias horas, podía ver su mirada concentrada en su obra de arte, parecía que se había olvidado del mundo a su alrededor.

Su encantadora belleza iluminaba el lugar, hacía palpitar mi corazón de una forma indescriptible. Entonces ella levanta su cabeza para mirarme, su hermosos ojos color café me hacen sentir una felicidad inmensa. Su boca me parece muy apetecible, entonces me acerco a ella muy lento, le doy un beso suave. Nuestros labios se unen, nuestras miradas se conectan y por un momento en tanta oscuridad siento un rayo de luz.

Autor: Martina Monte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s