Escritores de la luna (12 de junio)

Hola Luneros, como cada viernes, les tenemos los mejores escritos de nuestro especial Escritores de la luna. Nuestro propósito siempre ha sido darles impulso y mostrar su talento, así que el publicarlos en nuestro blog es tan solo una muestra de ello, si pudiéramos publicarlos en un libro, créanos que lo haríamos, desafortunadamente aún nos falta un tiempo para que Lunatura sea una editorial, sin embargo, con su participación y sus follow en nuestras redes sociales podemos seguir creciendo y también nuestros talentosos seguidores.

Si tu escrito está publicado aquí, felicidades y gracias por participa. Si solo vienes a leer a nuestro seguidores, regálales un comentario para que sepan que hacen un buen trabajo y en qué pueden mejorar.

Sin más discurso, los dejamos que lean los escritos.

Facebook

Tú qué sabes

¿Tú qué sabes de sentencia si no has sufrido la injusticia, de la traición si no te ha herido el puñal las entrañas , o de la muerte si no has convivido con ella?

¿Tú qué sabes de dolor, si la enfermedad no se ha entrometido en tu vida, si no has sentido el resplandor de las tinieblas y la oscuridad el día?

¿Tú qué sabes de demonios si jamás te han quemado las llamas del suplicio, tú que sabes de lujuria si no acaricias mis labios y no has besado mi cuerpo?

¿Tú que sabes de fe, si nunca has visto la luz del sol a media noche?

Autor: Beatriz Lorena


Instagram

Surgen miradas. Se miran con el brillo en los ojos; sus sonrisas se estiran cada vez más cuando el ritual de nombres empieza a sortear. Quito, Fortaleza, Francia, Dubái, Filipinas… No paran de modular; las expectativas ante el relato son muchas, algunos se dan la razón, otros se emocionan, los del fondo bajan la mirada como si algún recuerdo se hiciera presente, la más joven sueña, otro añora, el señor más sabio aprueba, y la pareja del costado se inmoviliza. Todos están en la misma sintonía, la piel se empieza a erizar cuando del viento se habla, empiezan a sentir comezón cuando del sol se trata, sienten frío cuando se los olvidaron en algún lugar. Y de eso se trata, sentir. Ser entrometido, abrazar la vida tal como es, presenciar y ser parte de la espera, de la rutina, de la llegada, del disfrute. No dejarse ocultar, ser libre, correr, preguntar, sonreír, saludar, ser cómplice de la aventura, de lo desconocido. Seamos más curiosos, miremos más el cielo y menos el suelo.

Autor: M.Florencia Aguirre


Twitter

Puede que el viento me susurre al oído tu nombre.

que durante la lluvia escuche tu voz.

que ardas en mi recuerdo mientras la estufa quema simples fotos, vacías.

O que la tierra se abra en dos para mostrarme tu rostro.

Pero aprendí

que soy capaz de ignorar al viento,

callar la lluvia,

ahogar la estufa,

cerrar los ojos y

caer

por

el

abismo

sin

que

estés

vos.

Autor: Yoel Montes de Oca @Rimembah

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s