Top 5: Aguafuertes Porteñas de Roberto Arlt

*Hola, ¡mis queridos luneros! Esta semana les traigo una aproximación al mundo de la literatura local de Argentina, más específicamente de Buenos Aires: las Aguafuertes Porteñas, una obra que nuclea el conjunto de artículos literarios que escribía Roberto Arlt para la prensa. La intención principal de estos relatos es visibilizar cambios (no tan favorables) que iba sufriendo la Ciudad de Buenos Aires y su sociedad. El hecho de escribir con un lenguaje informal, simple y directo le permite llegar al lector de clase social menos acomodada y lo dispara a la fama en el entorno local e internacional.

He aquí mis cinco relatos favoritos:

¿Cómo quieren que les escriba?

Este relato expone el estilo de escritura del señor Arlt. La intriga surge a partir de cartas de lectores que expresan su disconformidad con el lenguaje “rebajado” de estos relatos. Sale a la luz la diferencia entre un lenguaje culto y aceptable contra un lenguaje vulgar y sucio.

Y yo tengo esta debilidad: la de creer que el idioma de nuestras calles, el idioma en que conversamos usted y yo en el café, en la oficina, en nuestro trato íntimo, es el verdadero. (…) Yo soy un hombre de la calle, de barrio, como usted y como tantos que andan por ahí.

A través de estas palabras, el autor refleja su condición social que no por ser baja, sea inculta o menos educada. Rompe con la noción de que sólo los de alta sociedad son educados y que sólo la alta sociedad tiene derecho a instruirse educarse y escribir para los medios. Los pobres también estudian. Estudian para instruirse, para luchar contra la ignorancia que el sistema les impone. Es más difícil, lleva más tiempo, pero vale la pena.

La Muchacha Del Atado

Esta aguafuerte describe la figura de la mujer como trabajadora en cada etapa de su vida. Desde niña, cuidando a sus hermanitos. Cuando llega a la adolescencia, como empleada de costura. En la adultez, lavando y planchando la ropa del marido y los hijos. Una vida destinada al servicio de otros y relegando el cuidado propio hasta las últimas consecuencias.

-Che, Angelita: apurate a plancharme la camisa, que tengo que sa­lir.

La vida no es vida, es trabajo, es obligaciones, es miseria. Que lindo sería decir que todo esto es cosa del pasado, pero una vez más queda en evidencia como un relato escrito hace tantos años expone temas más vigentes que nunca en la actualidad.

Del Que No Se Casa

Esta aguafuerte describe aspectos de la vida del hombre de esa época. El hombre, proveedor de alimento, sostén del hogar, padre de familia. Pareciera que los mandatos sociales solo afectan a las mujeres, pero de igual manera presionan a este hombre. Presionan para tener un trabajo bien remunerado, presionan para que corteje a una hermosa dama, presionan para que la despose pronto, presionan para que provea un hogar a todo lujo, presionan, presionan, presionan. Esta aguafuerte, además, otorga la invaluable humilde opinión de la suegra y las palabras que pone en boca de su hija, para protegerla, claro.

-Usted no tiene razón de protestar, de manera que haga el favor de decirme cuándo se puede casar.

Y así, tantos muchachos pasaron por la vida presos de matrimonios infelices y obligados a beber para olvidar las penas. Estos hombres frustrados criaron hijos frustrados que se convirtieron en hombres frustrados, borrachos y violentos, que también tuvieron hijos cuyas características se repiten y se heredan de generación en generación hasta llegar a nuestros días bajo la forma de Macho Argentino, un espécimen que es mejor tener lejos.

Demoliciones en el centro

Esta aguafuerte relata los cambios estructurales por los que va atravesando la ciudad de Buenos Aires. Simbólicamente, se demuelen edificios y se erigen nuevos pero en realidad lo que se demuele son las costumbres tradicionales que se reemplazan por nuevas conductas.

Martilleo opaco de picos en el ladrillo. Sordo en el cemento. Metálico en las vigas. Apagado en los tabiques. Acuático en las palas. Cinco calidades de martilleo y los papanatas deleitándose en la demolición.

Tras el deleite de ver este espectáculo tan peculiar y ansiar el nuevo paisaje urbano, los habitantes de la ciudad contemplan sin oponerse a cambios estructurales que les cambiarán las vidas.

El conventillo de nuestra literatura

Este relato critica abiertamente a la sociedad literaria aristocrática, en particular a Leopoldo Lugones. Establece que no por tener un apellido de renombre, sus escritos sean de calidad, sino todo lo contrario; es una pantalla para esconder poesía vacía y no retratar fehacientemente la realidad de las familias que habitan la ciudad de Buenos Aires. En oposición, está el Grupo de Boedo, al que pertenece Arlt, que retrata exclusivamente la otra cara de Buenos Aires, la más real y palpable: los conventillos y la vida del proletariado local.

Dentro de veinte años los que ahora son criaturas serán hombres; escribirán y los Lugones del futuro encontrarán poco artístico que esos hombres de entonces, que son los niños de hoy, hablen del conventillo, de la miseria y de toda esa ciudad que la incuria de nuestros políticos coimeros ha dejado para mancha de la urbe.

Además de estar en rebelión abierta contra la aristocracia y tildarla de vacía y carente de contenido, Arlt refleja que las políticas gubernamentales deliberadamente apoyan a este sector y dejan sin recursos a los que menos tienen. Menos mal que los políticos actuales son honestos y defienden a todas las clases por igual. No puedo imaginarme lo que sería vivir en una sociedad así.

arlt

De esta forma, concluye mi selección de Aguafuertes Porteñas. Hay cientos de ellas y todas maravillosas. Estas cinco fueron una aproximación a la obra de Roberto Arlt en homenaje a su aniversario de natalicio el día 26 de Abril. Espero que les guste tanto como a mí.

Nos leemos la próxima.

Coke

 

 

 

 

Escrito por

Amante de la naturaleza y la literatura. Soy Traductora de Inglés y escribo en los ratos libres. Let's write our hearts out!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s