Otro enigma en la poesía: sobre una escritora mexicana

El trabajo de escritoras mexicanas enriquece la presentación femenina con inteligencia y de una manera tan sutil que nos permite involucrarnos directamente con temas relevantes al momento y nos sirve de apoyo para afrontarlos.

Hace unas semanas, dediqué una entrada al trabajo de una mujer mexicana que ha revolucionado el panorama de la poesía para mostrar -de diversas formas- los retos a los que nos enfrentamos las mujeres en un país al que todavía le falta muchísimo camino por recorrer. (Pueden leer esa entrada aquí).

Para seguir el hilo del movimiento que últimamente ha avanzado bastante, me gustaría hablar de una poetisa cuyo trabajo ha ido escalando temas importantes para las mujeres.

Estefanía Mitre, por ejemplo, ha explorado temas como la inseguridad y la forma en que nos enfrentamos al mundo después de que hemos sido quebrantadas por la hegemonía corporal y las relaciones de poder a las que hemos sido impuestas y, tristemente, de las que hemos sido víctimas en más de una ocasión.

No me digas “gracias”
si alguna vez te atreviste
a mirar bajo mi falda
sin que yo lo permitiera.

No me felicites hoy
si mañana volverás
a pensar que en mi interior
sólo habita una mujer
que se acuesta con cualquiera.

A quien bajarle las bragas
y romperle el corazón
porque “no es mi decisión”
y lo harás cuando tú quieras.

No espero que me des rosas
si le has gritado a tu madre,
si permites que tu padre
ponga llave a sus esposas.

¿Cómo nos relacionamos con nuestro cuerpo, partiendo del hecho de que hemos sido tratadas sin respeto y con el deseo pendiente de amarnos a nosotras mismas como somos?

93714a_ebb479fe25a24d61ae10473acc9ed3f1_mv2El trabajo de Estefanía Mitre ha sido reconocido por muchos jóvenes y, sin embargo, debido a la circulación de sus textos, algunas personas han atribuido de manera errónea algunos de ellos: Mereces un amor lo atribuyen a Frida Kahlo, y Destinados a no ser a Julio Cortázar.

Ella misma nos cuenta que no se encuentra preparada para escribir un libro, pero que en cuanto le sea posible y se sienta segura, podremos contar con un libro de su autoría.

Estefanía captura a través de las palabras algo que no siempre se puede definir en un instante. Mucho de su trabajo ha sido compartido en redes sociales y ahí mismo podemos notar cómo es que ha ido creciendo. Gran parte de su obra tiene como centro el amor propio y la forma en que nos vamos examinando para entender nuestros sentimientos.

Cuanto más escribo, más me enfrento,

más vuelvo a encontrar lo que pensé olvidado

y me percibo así ligeramente rota,

cautiva de una herida estrictamente humana.

Los textos de esta gran escritora llevan consigo mensajes que llegan muy profundo a quienes nos hemos enfrentado a los paradigmas y dogmas de un sistema que nos ha llevado a marginalizar nuestros cuerpos y, claro, nuestros sentimientos.

Ojalá junto con ella vayamos abriendo espacios para las nuevas generaciones de escritores. El camino es largo, pero poco a poco lo vamos acortando con el trabajo de artistas como ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s