Análisis literario apto para todo público

¿Cuántas veces nos pasó que tenemos que analizar un texto literario y no sabemos por donde empezar? ¡A no preocuparse más! A continuación, les dejo una guía de análisis literario de cabecera para lograr un trabajo literario perfecto. Vamos a ver los conceptos desde más general a más específico.

Título vs Tema

El título es el nombre que tiene el texto y puede estar relacionado con el tema o no. A partir del título podemos saber si se adelanta contenido de la historia, si es abstracto o realista, o si es general o concreto.

Para diferenciar título de tema, lo haremos con una simple pregunta: ¿De qué trata el cuento? La respuesta a esta pregunta determinará el tema, una idea general, el esqueleto del relato, por ejemplo: una historia de amor, una guerra entre dos reinos, o un sueño maravilloso. Todos esos son temas. Hay que pensar en cuál es el sentimiento predominante.

Trama vs Argumento

Trama, argumento y tema suelen generar bastante confusión. Es por eso que haremos la diferenciación de cada uno. Para encontrar el argumento del tema, nos preguntaremos ¿Qué sucede en el cuento? La respuesta a esta pregunta, nos traerá una sucesión de acontecimientos. Pasó una cosa, luego otra y luego otra más.

La trama es el cómo del argumento, es decir ¿Cómo sucedió eso? La respuesta a esta pregunta puede ser que la historia transcurre como una sucesión de hechos (trama narrativa), que es la descripción de un acontecimiento (trama descriptiva), que es una conversación entre personajes (trama conversacional), que presenta datos sobre un tema (trama expositiva), que profundiza los conocimientos sobre un tema (trama explicativa), o que presenta argumentos para respaldar un tema (trama argumentativa). La trama determina la estructura de la obra, ya que a partir de la forma de contar una historia, se estructura el relato. Cada forma tiene un ‘envase’ diferente. Cada trama se presenta con una estructura particular.

Ambiente: Tiempo vs Espacio

20190305_025713_00006640015509847213249.png

Con estos dos conceptos abarcamos el Cuándo y el Dónde. ¿La historia transcurre en el pasado, en el presente o en el futuro? La respuesta a esta pregunta la encontramos en marcas temporales del texto, es decir, hay que buscar en el texto si se citan fechas o épocas que sitúan al personaje en un contexto espacio-temporal. En una historia puede haber analepsis o flashbacks, que es cuando el personaje recuerda algo del pasado o puede haber prolepsis o flash forward, que es cuando el personaje tiene visiones del futuro. El tiempo puede ser tiempo narrativo: lo vemos a través de los tiempos verbales; tiempo cronológico: es el tiempo ‘real’ que transcurre, como por ejemplo, una hora, un día, o un año; y puede ser tiempo ambiental: que se muestra en las estaciones como invierno, verano, otoño, o primavera; o en épocas del año.

Para analizar el espacio de la obra, debemos preguntarnos ¿Qué lugar es este? La obra puede transcurrir en un espacio amplio: una ciudad, un área rural o un espacio reducido: una cueva, una mansión. Hay que encontrar el lugar dónde se ubican los personajes.

Autor vs Narrador

20190305_005531_00003195692845230471484.png

Autor y narrador son dos conceptos que pueden llegar a generar confusión. Vamos a dejar en claro que el autor es quien escribe el texto, una persona real de carne y hueso que nació (y murió) en un año y en una ciudad; y el narrador es quien relata el cuento, esa vocecita que nos va narrando la historia.

Hay varios puntos a tener en cuenta para el análisis de narrador:

Persona: El narrador puede ser primera persona (Yo) o puede ser tercera persona (Él). El narrador en primera persona cuenta las cosas que le pasan a él, y el narrador en tercera persona relata acontecimientos o sentimientos de otra persona. El narrador en primera persona suele utilizar un estilo directo de narración, mientras que el narrador en tercera persona suele utilizar un estilo indirecto de narración.

Punto de vista: el punto de vista es cómo ve el narrador los hechos que acontecen. El narrador omnisciente conoce todos los sentimientos y pensamientos del personaje. Sabe todo. Puede estar relatado en primera o tercera persona. Por el contrario, el narrador espectador, ve los acontecimientos que le suceden al personaje pero no sabe cómo piensa o siente. Este narrador solo se encuentra en relatos en tercera persona. En algunos relatos, puede haber cambios de narrador dentro del mismo texto.

Bueno, mis queridos, hasta aquí llegamos con el análisis literario por hoy. En las próximas entradas abarcaremos conceptos como Personajes y Tipos de Texto, entre otros.

Nos leemos la próxima

Coke


Referencias:
http://perpus.stkipkusumanegara.ac.id/file_digital/An%20Introduction%20to%20Literary%20Studies.pdf
http://faculty.cord.edu/gargurev/parte1.html
http://www.uwosh.edu/faculty_staff/cortes/classes/Spring2005/420/Conceptos.html
http://www.bibliotecaspublicas.es/baranain/imagenes/analisis_de_textos%281%29.pdf
https://www.webcolegios.com/file/f66414.pdf
https://nestorbelda.com/tema-argumento-y-trama/

Escrito por

Amante de la naturaleza y la literatura. Soy Traductora de Inglés y escribo en los ratos libres. Let's write our hearts out!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s