Un nuevo enigma en la poesía

En un país donde las voces mexicanas son tan diversas pero poco escuchadas, hay que darles sentido y permanencia de la mejor forma que podemos demostrar nuestra lealtad a la literatura: Leyendo.

La poesía nos ha sorprendido con una revolución incansable y el diagnóstico correcto para levantarla. Claro que han surgido cambios; ahora los poemas contienen verso y métrica libre, lo que aporta una visión extensa y aventurera, pero arriesgada.

Por ello, en esta ocasión quisiera hablar de una mujer mexicana que está regalándonos un panorama diferente de la poesía con inteligencia y que revela gran interés en explorar temas relevantes para las mujeres hoy en día.

49756192_4309421092498358_5429567273280995328_o

Mercedes Reyes Arteaga ha indagado en temas como el body positive, que busca la manera de encontrar el vínculo que nos ayude a reconciliarnos con nuestros cuerpos, sin importar las características que nos han sido impuestas como “perfectas”.

Mercedes hace un esfuerzo gigante por levantar la voz a través de la poesía, intentando que sus líneas lleguen a todas aquellas mujeres que alguna vez han sentido inseguridad en la forma de su cuerpo e inestabilidad emocional después o antes del rechazo. Además, cuestiona las voces sofocantes que arrastran mensajes de antipatía interiorizada.

Comparto un poco de su trabajo sobre la aceptación y amor propio:

Soy un monstruo, lo sé muy bien. Me escondo bajo mi cama, aguardo todo el día escondida en un rincón de mi habitación. Me miro bailar sin ropa frente al espejo, jadeo con los ojos desorbitados mientras me acaricio los pechos. Soy un monstruo con ojos claros y cabellos revueltos, chillona e insegura en exceso. Aguardo por mí, ocupo el otro lado de la cama. Rasguño mis muslos, aprieto mi garganta, me gana la desesperación, muerdo mis muñecas y me punza el dolor recordándome que estoy viva y duelo, me duelo y me duele. Soy mi propio monstruo, luchando contra los apocalipsis mentales que tengo a diario. Ayer le pedí tregua a la que se asomaba en el espejo, le dije que si me deja de joder, yo prometo quererla para toda la vida. Soy un monstruo con paredes terciopelo. Qué ganas de lamer mi piel como un gato y agotar mis siete vidas. Soy el monstruo que habita en el ropero, la que escribe poesía porque no tiene remedio.

Sanaste el día que te mostraste sin miedos, bajaste la guardia y colgaste los guantes.
Antes de dormir te quitaste la armadura y te corriste bajo las sábanas en tanga, para cerrar el pacto de paz contigo misma. Se hizo el silencio y por primera vez no pesó la soledad.
Lamiste todas tus heridas, besaste tus rodillas y dormiste más de seis horas seguidas. Apagaste el celular y encendiste tu boca para cantar los hechizos que te salvaron la vida. Rasgaste los boletos, tiraste las cartas y sacudiste el cajón de los recuerdos sobre el bote de basura.
[…]
Y un día frente al espejo, con la convicción de una mujer sabia, te miraste y, apuntando con el dedo, sentenciaste: “Corazón, aquí vamos de nuevo” y en lugar de que te invadiera el miedo, te ganó la emoción.

Ya no me da la gana esconderme; si lloro, lo hago a moco tendido. Si río, es a carcajada suelta. Ya no me da la gana sentir pena o quedarme callada si algo me molesta. Ya no sonrío por hipocresía, ni abrazo por compromiso. Ya no contesto si no me interesa. Ya no busco, ya no llamo. Ya no me da la gana usar vestido solo en las fiestas, la vida es una gala y por eso me pongo medias. Ya no me da la gana esconderme. Canto en la calle, aún soy una malabarista al borde de la banqueta.

Mercedes Reyes Arteaga, también conocida como La chica de adamantium, nos ayuda mediante sus letras, a encontrar el punto de equilibrio que tantas veces hemos perdido por comentarios hirientes o tras el rompimiento de un lazo sentimental. Sus mensajes nos regalan un hálito de esperanza para recuperar nuestra autoestima y cada espacio del que hemos sido despojadas por estándares y estereotipos de belleza.

El camino es largo, pero a través de la poesía podemos acercarnos poco a poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s