Especial: día de la Mujer (primera parte)

¡Bueeenas!

Hoy es el primer día de marzo y entre otras efemérides de este mes, elegí resaltar el Día de la Mujer (que se conmemora el próximo viernes 8 de marzo). Por ello, la entrada de hoy y del próximo viernes será dedicada a autoras femeninas tanto de narraciones como de teoría feminista, para conocerlas, darles voz y recordarlas.

Sin más qué decir, aquí vamos.

Simone_de_Beauvoir2Simone de Beauvoir.

Simone nació en París en 1908 y falleció en la misma ciudad en 1986, a sus 78 años. Además de filósofa y profesora, fue una escritora y activista feminista inigualable. En vida luchó y teorizó por la liberación femenina, dejando como legado una gran cantidad de material que hasta hoy en día sirve para analizar la opresión femenina. En su momento, además, fue una de las activistas más importantes dentro de la lucha por el aborto legal en Francia. Dentro de su obra, encontramos una de las bases del feminismo: El segundo sexo. En este ensayo, Beauvoir plantea que la mujer, concebida como tal, es una construcción social creada en las hembras basándose en los deseos masculinos. De allí proviene una de sus frases más célebres y que actualmente es uno de los lemas más importantes dentro del movimiento feminista. Otras de sus obras más reconocidas son La invitada (1943, novela), La mujer rota (1967, novela) y El existencialismo y la sabiduría de los pueblos (1948, ensayo).

“No se nace mujer, se llega a serlo. Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización en conjunto es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado que se considera como femenino.”

El segundo sexo. 1949.


Audre Lorde.

Audre Lorde, escritora, activista feminista, afroamericana y lesbiana, nació en Nueva York en 1934. Su obra está compuesta principalmente por poemas en los cuales expresa su preocupación y enojo contra la homofobia, el racismo, el clasismo, el sexismo y la misoginia; sin embargo, también fue novelista y ensayista. Utilizando las palabras a modo de protesta y como vía de expresión, en sus escritos refleja las vivencias de una mujer negra, obrera y homosexual. Su aporte, junto al de Ángela Davis (de quien ampliaré más adelante) y Bell Hoks, marcó un antes y un después en el análisis feminista internacional, apuntando al “feminismo blanco” e introduciendo también la necesidad de velar por los derechos de las mujeres racializadas, a cuya opresión de género también se añade la opresión racial. Lorde falleció finalmente en 1984 luego de padecer cáncer de mama, en compañía de su pareja Gloria. Algunas de sus obras célebres son El unicornio negro (1978, libro de poemas), La hermana, la extranjera (1984, libro de ensayos y discursos) y Los diarios del cáncer (1978/80, serie de escritos y crónicas).

“Las herramientas del amo nunca destruirán la casa del amo.”

La hermana, la extranjera. 1984.


Kate Millet.

Kate nació en Estados Unidos en 1934 y falleció en 2017 en Francia. Fue cineasta, escultora, escritora, filósofa y activista feminista. La mayor parte de su vida fue dedicada a la militancia feminista, siendo una de las más reconocidas dentro del feminismo de segunda ola: participó de la National Organization of Women (EE.UU), y más tarde (hacia fines de los años ’60) se unió al grupo de feministas radicales New York Radical Women, creado por Shulamith Firestone (sobre quién ampliaré más adelante) y Pam Allen. Dentro de su obra se tratan problemáticas como la prostitución, el sexismo, el trastorno bipolar (que ella misma padeció), y también retrata su vida como artista. Su obra más destacada es Política sexual, en la cual critica a la sociedad patriarcal tanto en la sociedad occidental como en la literatura, analizando cómo las relaciones formadas en lo privado y las elecciones que hacemos marcan también lo que mostramos en público, consolidándose como decisiones políticas: “lo personal es político” (Política sexual, 1970). Allí también evalúa lo que el amor romántico nos hace a las mujeres, encasillando y violentándonos. Más tarde, nuevamente hablaría sobre el tema en una entrevista con Lidia Falcón, de la cual cito un extracto:

“El amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión el de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban. Tal vez no se trate de que el amor en sí sea malo, sino de la manera en que se empleó para engatusar a la mujer y hacerla dependiente, en todos los sentidos. Entre seres libres es otra cosa.”

-Entrevista con Lidia Falcón, New York Times, 1984.


Andrea Dworkin.

Andrea nació en 1946 en Estados Unidos y falleció en 2005 en el mismo país, luego de sufrir miocarditis aguda. Fue una escritora ejemplar desde sus primeras obras, tanto de poesía como de ficción. Desde sus primeros años de estudios superiores fue activista contra la Guerra de Vietnam. Luego de graduarse como Licenciada en Literatura a fines de los años ’60, se fue vivir a los Países Bajos, donde se casó con un anarquista por parte del cual sufrió violencia física y verbal, y terminó separándose en 1971. Debió trabajar como prostituta por un tiempo, para finalmente regresar a Nueva York en 1972. Al retornar a Estados Unidos se unió al movimiento feminista, participando en manifestaciones por los derechos de las mujeres, de las mujeres lesbianas, etc. Tiempo después, se unió al movimiento feminista radical, donde se centró en campañas contra la violencia machista. En toda su obra podemos ver reflejada su crítica a la sociedad misógina. Tocando temas como la pornografía, la prostitución y la violencia machista, logró ganarse el odio de varios sectores tanto ‘progres’ como conservadores. Sus obras más fuertes y polémicas son Woman hating (1974, donde apunta a la pornografía como una propaganda de odio contra las mujeres), Letters from a war zone (serie de escritos, de entre 1976 y 1989, donde es crítica con el matrimonio como institución e instrumento de abuso hacia la mujer), y Our blood (1976).

“El feminismo es odiado porque las mujeres son odiadas. El anti-feminismo es una expresión directa de misoginia; es la defensa política del odio hacia las mujeres.”

-Traducción de una cita de Right Wing Women, 1983.


Virgina Woolf.

Virginia nació en 1882 en Londres. A lo largo de su infancia sufrió abusos por parte de sus hermanos y medios hermanos, lo cual derivó en problemas psicológicos y fuertes periodos de depresión. Su obra, fundamentalmente formada por novelas, rompió con varios de los esquemas presentados hasta el momento, iniciando con lo que se llamaría poesía en prosa, dado las imágenes y el lenguaje utilizado. Si bien no podemos ver una marcada imagen feminista en ella, debemos tener en cuenta factores como la época en la que vivió: poco y nada se sabía de feminismo. Sin embargo, en su ensayo Una habitación propia de 1929, logramos ver el avance de sus argumentos feministas: en él, plantea que las mujeres necesitamos un espacio propio y marca la diferencia entre lo que la literatura muestra como “mujer” y cómo realmente era concebida la mujer. También toca temas como la educación femenina, el lesbianismo y la historia a través de los ojos de la mujer. Este texto recoge y está basado en varias conferencias que la propia Virginia dio en 1928 en las Universidades femenina de Cambridge.

“En realidad, si la mujer no hubiera existido más que en las obras escritas por los hombres, se la imaginaría uno como una persona importantísima; polifacética: heroica y mezquina, espléndida y sórdida, infinitamente hermosa y horrible a más no poder, tan grande como el hombre, más según algunos. Pero ésta es la mujer en la literatura. En la realidad, como señala el profesor Trevelyan, la encerraban bajo llave, le pegaban y la zarandeaban por la habitación. De todo esto emerge un ser muy extraño, mixto. En el terreno de la imaginación, tiene la mayor importancia; en la práctica, es totalmente insignificante. Reina en la poesía de punta a punta de libro; en la Historia casi no aparece. En la literatura domina la vida de reyes y conquistadores; de hecho, era la esclava de cualquier joven cuyos padres le ponían a la fuerza un anillo en el dedo. Algunas de las palabras más inspiradas, de los pensamientos más profundos en la literatura salen de sus labios; en la vida real, sabía apenas leer, apenas escribir y era propiedad de su marido.”

Una habitación propia. 1929.


Shulamith Firestone.

Shulamith nació en Ottawa, Canadá, en 1945. Desde temprana edad comenzó a mostrar aversión contra los comportamientos sexistas en su entorno. Publicó su primer libro, La dialéctica del sexo, teniendo tan solo 25 años. Entre otras cosas, en él plantea que la mujer no iba a lograr liberarse de su opresión hasta poder desligar su biología de la construcción social creada alrededor de ella que hoy llamamos género femenino. Además, critica fuertemente a la familia como núcleo tóxico para la mujer, ya que es en esta institución donde la mujer queda relegada a tareas como la crianza de los hijos, sin poder ocuparse de sí misma. En él también se muestra defensora de la anticoncepción, y marca al amor romántico como forma de sumisión de la mujer. En este periodo, hacia finales de los años ’60, participó como activista feminista en grupos radicales de Nueva York. Poco después, se retiró del activismo. Sus únicas obras son La dialéctica del sexo (1970), Airless spaces (1998) y Pour l’abolition de l’enfance (2002).

“Que las mujeres queden libres de la tiranía de la reproducción por todos los medios posibles, y que el papel de educar a niñas y niños pase al conjunto de la sociedad, mujeres y hombres.”

La dialéctica del sexo. 1970.


Para la próxima entrada tendremos a las siguientes mujeres: Sheila Jeffreys, Sylvia Plath, María Elena Walsh, Ángela Davis, Gail Dines, Ana de Miguel y Adrienne Reich.

¡Que tengan un buen mes! Hasta la próxima 🙂

Escrito por

Estudiante de biotecnología aficionada a la lectura, la escritura y las películas. Feminista radical. Pueden encontrarme en Twitter como @agusd__

2 comentarios sobre “Especial: día de la Mujer (primera parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s