Top 6: Síndromes con nombres de cuentos

Por: #Kath

Siendo esta mi segunda entrada al blog me taladraba la cabeza sobre ¿Cuál seria el mejor tema para hacer una entrada triunfal? ¡Yo quiero brillar! Y ya que desde el último año, un mes y trece días toda mi vida a estado rodeada de la psicología decidí hacer un top sobre: Los Síndromes con nombres de cuentos. Espero que lo disfruten tanto como yo temo que me odien.

Comencemos con una descripción de lo que es: -Síndrome- y entendamos que siempre que se hable de este se trata de un conjunto de síntomas y signos que son conocidos y que por lo tanto, han sido identificados como un cuadro clínico vinculado con problemas de salud.

 

6.- Síndrome Huckleberry Finn:

<< Poco después se encontró Tom con el paria infantil de aquellos contornos, Huckleberry Finn, hijo del borracho del pueblo. Huckleberry era cordialmente aborrecido y temido por todas las madres, porque era holgazán, y desobediente, y ordinario, y malo…, y porque los hijos de todas ellas lo admiraban tanto y se deleitaban en su velada compañía y sentían no atreverse a ser como él. Tom se parecía a todos los muchachos decentes en que envidiaba a Huckleberry su no disimulada condición de abandonado y en que había recibido órdenes terminantes de no jugar con él. Por eso jugaba con él en cuanto tenía ocasión. >>

Recordemos que Huck fue un niño, lleno de muchas tristezas, vivía con su tía y tenía un padre malo y alcohólico que incluso lo secuestra y lo mantiene encerrado. Todo esto da pie a formar un cuadro psicológico.

Se caracteriza por la tendencia a eludir responsabilidades, al igual que lo haría un niño y en la edad adulta las personas que lo padecen tienden a cambiar continuamente de trabajo, sin motivo aparente y tener cambios continuos en su ambiente social. La padecen personas con coeficiente alto pero de baja autoestima y frecuentes depresiones; su principal razón es presentar un vacío emocional a causa de no sentir satisfacción en lo que hacen; son personas atentas y de fácil adaptación, pero rara vez son felices en su día a día; evitan los compromisos ya que ello implica una responsabilidad con la que no se consideran con la capacidad e inteligencia para realizarlas.

Todo esto desencadenado por la infancia triste y mala que llevaron y aun se sienten aferrada a ella.

WhatsApp Image 2018-11-16 at 12.48.43 PM

5.- Síndrome de Cenicienta:

<<Le quitaron sus hermosos vestidos, le pusieron una blusa vieja y le dieron un par de zuecos para calzado: “¡Mira la orgullosa princesa, qué compuesta!” Y, burlándose de ella, la llevaron a la cocina. Allí tenía que pasar el día entero ocupada en duros trabajos. Se levantaba de madrugada, iba por agua, encendía el fuego, preparaba la comida, lavaba la ropa. Y, por añadidura, sus hermanastras la sometían a todas las mortificaciones imaginables; se burlaban de ella, le esparcían, entre la ceniza, los guisantes y las lentejas, para que tuviera que pasarse horas recogiéndolas. >>

El síndrome de Cenicienta tiene dos vertientes, la primera que se refiere a las falsas acusaciones de algunos niños adoptados de ser maltratados o descuidados por sus madres adoptivas y la segunda que trata de la intensa necesidad de una mujer de conseguir a su <<príncipe azul>>, alguien bello que la cuide y le dé una vida de cuentos de hadas, y llene de amor ese miedo que tienen a ser independiente, esto por temor a responsabilizarse completamente de sí mismas o por la necesidad de ser protegidas. Si no lo obtiene o no cubre sus expectativas puede generar una depresión intensa, llanto y ansiedad.

giphy (5)

 

4.- Síndrome de Peter Pan:

<<Ella le preguntó dónde vivía.

-Segunda a la derecha -dijo Peter-, y luego todo recto hasta la mañana.

-¡Qué dirección más rara!

Peter se sintió desalentado. Por primera vez le parecía que quizás sí que era una dirección rara.

-No lo es.

-Quiero decir -dijo Wendy, recordando que era la anfitriona-, ¿es eso lo que ponen en las cartas?

Él deseó que no hubiera hablado de cartas.

-Yo no recibo cartas -dijo con desprecio.

-Pero tu madre recibirá cartas, ¿no?

-No tengo madre -dijo él. No sólo no tenía madre, sino que no sentía el menor deseo de tener una. Le parecía que eran unas personas a las que se les había dado una importancia exagerada. Sin embargo, Wendy sintió inmediatamente que se hallaba en presencia de una tragedia. >>

¿Crecer? Nunca Jamás.

Pues creo que este síndrome no podría ir más directo a Peter Pan ya que se caracteriza por la inmadurez en ciertos aspectos psicológicos, sociales. Incluyen rasgos de irresponsabilidad, rebeldía, cólera, narcisismo, arrogancia, dependencia, negación del envejecimiento, manipulación, y la creencia de que está más allá de las leyes de la sociedad y de las normas por ella establecidas.

Haciendo alusión a Peter pan y su constante negación a crecer.

giphy (4)

 

3.- Síndrome de la bella durmiente:

<<“Buen día, señora,” dijo la hija del rey, “¿Qué haces con eso?” – “Estoy hilando,” dijo la anciana, y movió su cabeza. ” ¿Qué es esa cosa que da vueltas sonando tan lindo?” dijo la joven.
Y ella tomó el huso y quiso hilar también. Pero nada más había tocado el huso, cuando el mágico decreto se cumplió, y ella se punzó el dedo con él. En cuanto sintió el pinchazo, cayó sobre una cama que estaba allí, y entró en un profundo sueño. Y ese sueño se hizo extensivo para todo el territorio del palacio. El rey y la reina quienes estaban justo llegando a casa, y habían entrado al gran salón, quedaron dormidos, y toda la corte con ellos. >>

O también conocido como Síndrome de Kleine-Levine es un padecimiento muy poco frecuente que se presenta en adolescente, con más frecuencia en los varones, solo habrá 1000 personas en el mundo con este síndrome, el cual desaparece después de 10 o 15 años, sin más. Lo más característico de este síndrome es el sueño prolongado que puede ser por muchas horas o por varios días y al despertar presentar desorientación, alucinaciones, comportamiento infantil, apetito en exceso, amnesia. No se sabe que lo provoca. Pero no se tiene una vida normal ya que el poco tiempo que el sujeto se mantiene despierto lo utiliza para ir al baño y comer. Por suerte llega a desaparecer.

EN COLOMBIA: una menor de 15 años ha llegado a dormir durante 5 días seguidos y cuando se despierta lo hace en una sala de urgencias sin recordar lo que ha pasado.

EN INGLATERRA: una chica de 22 años, padece esta enfermedad desde los 17. La joven duerme 22 horas diarias y se levanta solo para tomar algo o ir al baño pero siempre en estado sonámbulo. Vuelve a su vida durante una o dos semanas y luego vuelve a caer en el sueño. Escribe un blog y graba videos para dar a conocer su enfermedad a la sociedad. (YouTube: APeaceOfBeth?

tumblr_midjf4Wp3A1s54g1io1_500

 

2.- Síndrome de Rapunzel:

<<Cuando la bruja quería entrar, colocábase al pie y gritaba:

“¡Verdezuela, Verdezuela,
Suéltame tu cabellera!”

Verdezuela tenía un cabello magnífico y larguísimo, fino como hebras de oro. Cuando oía la voz de la hechicera se soltaba las trenzas, las envolvía en torno a un gancho de la ventana y las dejaba colgantes: y como tenían veinte varas de longitud, la bruja trepaba por ellas. >>

También conocido como tricofagia son las personas que comen sus cabellos o que se lo enrollan hasta lograr un desprendimiento. Este síndrome se presenta mayormente en personas con retraso mental o trastornos psiquiátricos de la personalidad.

En un  caso, una niña de 8 años llego al hospital con dolor abdominal, nausea y ausencia de apetito. Los estudios radiológicos mostraron una masa en el intestino conformada por cabello y fibras de ropa que obstruían casi totalmente el conducto.

tenor (1)

 

1.- Síndrome de Alicia en el país de las maravillas:

<<-¡Qué sensación más extraña! -dijo Alicia-. Me debo estar encogiendo como un telescopio.
Y así era, en efecto: ahora medía sólo veinticinco centímetros, y su cara se iluminó de alegría al pensar que tenía la talla adecuada para pasar por la puertecita y meterse en el maravilloso jardín. Primero, no obstante, esperó unos minutos para ver si seguía todavía disminuyendo de tamaño, y esta posibilidad la puso un poco nerviosa. «No vaya consumirme del todo, como una vela», se dijo para sus adentros. >>

Deje este Síndrome como el número uno por que es el que se me hace más extraño y vamos aumentando de intensidad de arriba para abajo.

¿Alguna vez desearon probar esas galletitas y pociones de Alicia que decían “Drink Me” o “Eat Me” que hacía que Alicia creciera o se hiciera pequeña? ¡Yo sí! ¿A qué sabrán?

Pues este síndrome no es tan fantástico como eso, de hecho es bastante raro ya que se trata de un trastorno neurológico en el que la percepción visual queda alterada viéndose las cosas de un tamaño que no se corresponde con la realidad (micropsia o macropsia) esto a causa de alguna lesión en el cerebro o algún mal funcionamiento en esa área. ¿Se imaginan? Aunque después de los 30 años es menos probable que ocurra.

b26af6f36d498e53227dc81a389fefa2

 

Hay pocos casos registrados de estos Síndromes, pero esto no impide darle un nombre y escribir sobre ellos. Son una fascinación total, aunque seguramente no son nada agradables para quien los padece. ¿Conocen más de estos síndromes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s