Historias de Día de muertos 2/2

¡Hola Luneros! ¡FELIZ DÍA DE MUERTOS! Bienvenidos a la segunda parte de estas historias. En esta entrada les voy a presentar algunos relatos que si bien no causan mucho horror, el suspenso y la intriga están presentes, pero lo más importante es que cada una de ellas se desarrollan en México, el país donde se celebra Día de Muertos. Espero que las disfruten, ya que todas están basadas en hechos reales.

Como les platiqué en la entrada anterior (Clic aquí para leerla), el día de muertos es toda una festividad, sin embargo, también esconde historias espeluznantes y aquí reinan más las leyendas, son esos relatos que no podemos comprobar pero tampoco negar, que múltiples personas los han vivido en carne propia sin poder encontrar respuesta a estos hechos. ¿Me acompañas a conocerlas?

La planchada

Esta historia tiene lugar en el Hospital Juárez, de la Ciudad de México, que también sufrió una historia terrible a raíz del terremoto de 1985; y es que las personas que llegaban a quedarse en el hospital, que hasta sus días atiende pacientes las 24 horas del día, decían que había una enfermera muy hermosa que los atendía muy bien, al hacer las indagaciones, los doctores y enfermeras llegaban a la conclusión de que no conocían a esa enfermera y así se propagó la leyenda.

La historia cuenta que una enfermera rubia de ojos azules, muy hermosa y que siempre llevaba bien planchado su uniforme blanco, entró a trabajar en el hospital, se enamoró de un doctor y este le propuso matrimonio, ella muy emocionada aceptó y lo contó por todo el hospital; hasta que se enteró de la triste realidad, su prometido se había casado y se había ido de luna de miel para  nunca volver.

La chica enfermó de depresión y tristeza y se dejó morir de amor en el mismo hospital donde trabajaba, donde su espíritu yace atendiendo a los enfermos, pero sin controlar los sustos y espanto que puede provocar en los demás.

La parte real de la historia es que mi tía una vez estuvo en ese hospital y escuchó a muchas chicas decir que la veían y las atendía muy bien ¿Te atenderías en un hospital así?

También puedes leer: [Historias de Halloween 2/3]

El callejón del muerto

Este peculiar callejón está ubicado en plena Ciudad de México, en el Centro Histórico de la capital.

Cuenta la leyenda que un hombre dueño de una gran casa ubicada en la calle Anzures, era un empresario que al morir le dejó todo a su hijo Tristán Alzures, sin embargo, en ese callejón ya existía la leyenda de que un hombre de alta estatura y faz pálida, largo y lacio el negro pelo y muy espesa la barba rondaba por ahí y espantaba a los que caminaban por esa calle.

Un día, el joven no podía dormir y decidió salir a confrontar al fantasma, cuando lo tuvo de frente, este le hizo una revelación, era exactamente igual a como lo habían descrito muchos, entonces le dijo:

“has venido a buscar penas, y ya que Dios dispone acatemos su decreto. Yo con llanto te digo que escuches con respeto, es que estoy en la tierra por mis culpas, y es porque al dejar la vida llevé callado un delito, un gran pecado.Para que mi alma descanse, cuando llegues a tu casa cerca de tu aposento, a cuatro pasos de donde tienes tu lecho, cava en el suelo y encontrarás una caja pequeña. No la abras y llévala por la mañana a Arzobispo para que medite y disponga…”

Así, el joven Tristán hizo lo que le había comendado y luego le entregó la caja al obispo, quien esa misma mañana lo abrió y encontró un escrito que decía:

“Quien encuentre este mensaje, si no es una persona santa o consagrada deje de leerla. Y si fuese sacerdote siga leyendo para que pida a Jesús que me libre de pecado y me perdone la culpa, ya que en la tierra no quise revelar el pecado. En México se me ha estimado como religioso y honrado, pero mi mano estuvo bañada de sangre por un hecho premeditado. Soy Tristán Lope de Alzures y maté a mi amigo Fernán Gómez, propietario de minas y haciendas en Guanajato. Llegó a México, me buscó, y le di hospedaje y lecho en mi mismo cuarto donde me robó mucho oro…”

Esa noche, sucedió lo que el escrito decía, Tristán invitó a cenar a su amigo Fernán y después de llevarlo a uno de sus cuartos como huésped, después de eso, lo asesinó y ocultó su cadáver en un rincón. El obispo que había leído anticipadamente todo lo que había sucedido, tiempo después buscó los cuerpos y los desenterró para darle sepultura a uno y justicia al otro, así fue como el espíritu de Tristán desapareció de la calle de Alzures.

 

La Llorona

Una de las leyendas más conocidas de México y de muchos lugares de Latino América es aquella que cuenta la historia de una mujer cuyo espíritu está en búsqueda de sus hijos, los cuales le fueron arrebatados o por otras circunstancias, asesinados por ella misma. Una de las versiones más conocidas es la de que por el desamor de su marido, ella los mató arrepintiéndose enseguida y siendo condenada a vagar por toda la eternidad en su búsqueda y cómo penitencia. Muchas son las versiones, lo cierto es que esta mujer también se ha dicho se le aparece a los hombres que se dedican al alcohol, así, en su estado más crítico, se la encuentran y ella, primero con un rostro hermoso, los seduce, después ven su verdadero rostro de muerte.

Seguramente en tu país has escuchado hablar de la llorona, aquí en México se hace una representación en nuestro lago o embarcadero mas famoso dentro de la ciudad y la historia se entrelaza entre los aztecas indígenas y nuestros tiempos. También hay versiones en cine, una de ellas y la mejor a mi consideración, es la siguiente:

También puedes leer: [ Historias de día de muertos 1/3]

 

 

La leyenda del Charro Negro.

Cuenta la leyenda que una bella chica de nombre Adela, vivía en un pequeño poblado, y su madre constantemente la reprendía por lo coqueta que llegaba a ser con los hombres.

Al no estudiar ni trabajar, Adela aprovechaba sus tiempos libres para andar de cita rompiendo corazones, por ese motivo muchas personas no la veían con buenos ojos.

Una noche, la bella campesina se quedó de ver con uno de sus tantos pretendientes, pero en el camino, de repente a lo lejos vio el andar de un caballo con un charro montado que iba hacía ella.

Al llegar, el caballo se postró a su lado y la chica quedó deslumbrada, pues el charro que lo montaba era muy apuesto y lucía un hermoso traje de charro negro con unas elegantes botas negras y unas espuelas de oro.

El guapo hombre de inmediato invitó a la bella doncella a subir a su caballo y ella no se pudo resistir, incluso olvidó la cita que ya tenía pactada.

En cuanto se subió, el jinete tomó su camino rápidamente y unas llamas los envolvieron, Adela gritaba fuertemente para tratar de descender pero no tuvo éxito. Solo algunas personas lograron ver lo que estaba sucediendo.

Aquél hombre era nada más y nada menos que el mismísimo Diablo, que vino por una bella dama para llevarla con él al infierno.

Nunca más se supo nada de Adela y para muchas personas, ella solo se había ido con uno de sus tantos pretendientes para no regresar jamás.

 

Los espero mañana para finalizar el mini especial con más Historias, no se lo pierdan.

Escrito por

Orgullosamente UNAM. Empedernida fangirl. Lectora sin límite. Escritora con cuchillo. Viajera incansable. Melómana diversa. Comunicadora de lo bueno. Soñadora por siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s