Escritores de la luna: miércoles 7 de febrero.

(Instagram)

 

Cuadros-Decorativos-Mí¡s-De-25-Ideas-Populares-Sobre-Cuadros-Decorativos-Modernos-En

Sobre qué escribir cuando se quiere escribir pero el escrito no fluye de tus dedos. Sobre qué pensar cuando se quiere pensar pero el pensamiento se estanca en tu mente. Sobre qué leer cuando se quiere leer pero los libros se amontonan en tu estante.

Un escrito que lleva por nombre sobre qué, que voy leyendo a medida que voy pensando y escribiendo, re-leyendo cuando no quiero leer, pensándolo cuando las letras se van estancando y escribiendo igual a esa mirada perdida cuya respuesta es nada a la pregunta que lleva un todo. Sobre qué… Quizá, sobre ella. Quizá, sobre ti. Sobre qué.

Por: Remigio Zeás

.     .     .

(Twitter)

733c9bca9e952da6533d0b8cdd16acb3Aprovechen cuando tengan la llama del amor a todo su esplendor,porque cuando termina los deja todo vacíos, desorientados, confundidos, pensando una y mil veces que fue lo que ocurrió y porque todo acabó tan rápido, tantos recuerdos quedan grabados unos en el corazón y otros en la mente, lo difícil es cuando son para siempre, esos que sabes que nunca se borrarán de ti porque están adheridos a tu piel esos son los más difícil tratar de olvidar, porque sabes que no habrá una sensación igual como la que sentiste con esa persona especial, esa la que vino a romper todas tus expectativas, y que hacía perfecto cada uno de tus días, esa la cual le entregaste cuerpo, mente y alma, lo distes todo por ella y te deja en la quiebra, sin ganas de nada y es que amigo de estas caídas se aprende, a no apegarnos a los demás que hoy están pero mañana no sabemos porque ellos no son propiedad y el futuro es algo incierto; todos somos aves libres volando en este mundo del romanticismo que hoy se me da, pero se me puede acabar un domingo, así que tranquilo siempre da lo mejor de ti que ya vendrá otra persona para compartir.

Por: Yolidia Altamirano

.     .     .

(Facebook)

la-reflexion-a-partir-de-un-proyecto-lecto-escritorSigo guardando las monedas en los bolsillos traseros de los vaqueros y sigo enredándome el pelo en el bolígrafo tinta negra que escribe las cartas de espera y los diarios de mierda. Sigo recostándome en las azoteas las tardes de viernes y aún me hago garabatos en las muñecas.
Sigo leyendo a Benedetti por las noches y escuchando a Sabina por las mañanas, sigo haciendome maña el bailar al ritmo de Calamaro y jugar a mi rompecabezas de prendas.
Aún no he aprendido a atarme las agujetas y le sigo poniendo corazones a las i por no ponerles circulos de demasiada importancia, sigo dibujando en el espejo después de cada ducha y me encanta lamerme los dedos tintados de queso.
Sigo dibujando a bolitas y palitos nuestro universo y no aprendi a desbordar los “te quiero”.
He suturado cada herida embriagandola con Brandy y anudandola en las entrañas.
He comprado los boletos a España y me pierdo cada dia en el negro de mi mirada.
He hecho, dejado de hacer y sigo haciendo tantas cosas, que ya no recuerdo ni siquiera un poco como dolía quererte.

Por: Valeria Razher

 

Escrito por

Orgullosamente UNAM. Empedernida fangirl. Lectora sin límite. Escritora con cuchillo. Viajera incansable. Melómana diversa. Comunicadora de lo bueno. Soñadora por siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s